La inserción laboral en empresas de personas con con el título de doctorado en España es apenas del 15%. Una cifra que contrasta claramente con la situación en el extranjero, con porcentajes que superan en 60% en países como Francia. Esta coyuntura impide la implantación efectiva de la tercera misión de la Universidad y la innovación y transferencia del conocimiento a la sociedad.  Son algunas de las reflexiones que encontramos en el artículo «La tercera misión universitaria. Innovación y transferencia de conocimientos en las universidades españolas», de Josep Maria Vilalta. 

Esta baja tasa se traduce en una menor inversión en investigación por parte del tejido industrial y administraciones. Los motivos principales: una imagen de los doctores excesivamente teórica y poco práctica o la poca experiencia de los doctores en el mundo empresarial y su gestión, sobre todo en cuanto a la inmediatez de transmisión de resultados.

Puedes consultar el artículo completo en el siguiente enlace.